Páginas vistas en total

domingo, 23 de diciembre de 2018

LA TRUCHA DEL PUENTE


Como muchos de ustedes, enfermos de la pesca con mosca, cada vez que paso por un puente giro la cabeza cual niña del exorcista para tratar de ver el cauce que pasa debajo. 

Esa tarde cuando me dirigía a mi tienda tenía un poco de tiempo así que decidí parar en el puente qué tantas veces había pasado pero nunca me había detenido para darle un vistazo y ver cómo se veía el río. Cuál fue mi asombro cuando me asomé, detrás de un árbol caído, junto a unas antiguas vigas de hierro que había paradas vi una tremenda trucha  moviéndose de lado a lado alimentandose como loca. 
El lugar era de muy difícil pesca, tenía un árbol caído que hacía de pequeño remanso y le aportaba refugio, por el lado había dos vigas de hierro que estaban paradas con árboles atrapados debajo de ellas, las orillas estaban completamente llenas de Sauces con mucha vegetación, aguas abajo el río se perdía dentro de los Sauces, además, la columna de agua de unos 2 metros de profundidad muy rápida hacia que casi tampoco hubiera orilla por lo que el Lance y la acción de pesca eran tremendamente complicadas. 

Después de un rato de evaluar la situación y ver las opciones que tenía decidí ir a cambiarme y preparar el equipo. Me puse el water rápidamente até mis zapatos y me puse el chaleco, arme la caña, la nueva Visión Nymphmaniac 10#4 que llevo usando toda esta temporada, ciertamente esta caña se merece un reporte aparte, prepare el bajo de línea en este caso viendo el lugar y la dificultad técnica que requería puse un terminal de 4x de fluorocarbono Vision Prisma. Al final dos Ninfas con bola de 4mm y 3,8mm en el codal superior.



Cerré el coche y regresé al puente para poder evaluar de nuevo la situación.
Después de estudiar la postura llegué a la conclusión que la única oportunidad que tenía era tratar de lanzar por la orilla orográfica izquierda, ya que por la derecha era prácticamente imposible poder hacer una buena deriva.
Bajé al Prado, prepare la línea, primer lanzamiento se me enredó en el árbol que cobijaba a la trucha, que manera de maldecir por Dios!
Después de varios tirones consigo liberar las ninfas, reviso que el bajo este bien y lo intento de nuevo, esta vez la línea madre se me enrredo en las zarzamoras que cubrían toda la orilla ... De nuevo un sin fin de improperios salieron por mi boca.
Al tercer lanzamiento consigo poner las ninfas justo detrás del árbol y dejó que profundicen, busco la tensión, dejo derivar y siento el pique, clavo e inmediatamente siento una gran presión en la caña que tira directa hacia el árbol.
Y ahora que hago?
Me doy cuenta que si no bajo al río va a ser imposible poder tener alguna oportunidad de poder pelearla, sin pensarlo me dejo caer por las zarzamoras hasta caer en la orilla con el agua hasta la cintura. La Trucha se había metido debajo del árbol, por un momento pensé que ya sería imposible sacala de ahí. Pongo la caña paralela al agua y comienzo a tirar de ella rio abajo, para mi sorpresa la trucha sale debajo del árbol y ahora se tira río abajo dirección a los Sauces que cubrían el cauce y se mete debajo de ellos en la otra orilla. Cambio la caña de lado y trató de aguantar  pero ella se clava y no se mueve.


En el lugar que me encuentro no puedo hacer nada, no puedo bajar rio abajo por la profundidad y la corriente, tampoco puedo subir, solo me queda esperar a ver que pasa. 
Si les soy sincero en ningún momento creí que pudiera sacarla. 


Después de unos minutos clavada bajo los sauces de la otra orilla, manteniendo la presión sobre ella la Trucha sale y se viene hacia mi buscando de nuevo la protección de su árbol, es en este momento cuando la tengo más cerca, saco el chinguillo y trato de meterla pero al verlo sale disparada de nuevo rio abajo.
Entre el tamaño de la Trucha y la columna de agua era casi imposible poder sostenerla, la caña no daba más  y el tippet estaba al límite.
Poco a poco la voy ganando terreno  hasta que en un momento en que la punta de la caña casi tocaba con la empuñadura consigo meterla a la red.
Uff, que momento de alegría, quizás no sea la Trucha más grande que he pescado, pero sin duda, por la situación y el lugar posiblemente sea la más difícil que he pescado.



martes, 25 de septiembre de 2018

SPEY EN EL RIO LIMAY


El Río Limay es una de las mas importantes cuencas de la Patagónia, nace del hermoso Lago Nahuel Huapi en la ciudad de Bariloche y recorre serpenteante la pampa unos 500km hasta verter sus aguas al Océano Atlántico ya transformado en el Rio Negro. El Limay tiene algunos importantes afluentes que por si solos son conocidos pesqueros de fama mundial, el Traful, Collon Cura, y Rio Neuquen entre otros. También alberga cinco importantes represas que son Alicura, Piedra del Águila, Pichi Picun Leufu, El Chocon y Arroyito, debido a estos grandes embalses cada año se produce la migración de grandes Truchas marrones que habitan en ellos para desovar en las puras y cristalinas aguas de este río. 
Es este momento de la temporada en los meses de Abril y principalmente en Mayo donde cientos de pescadores de todo el mundo se dan cita con la ilusión de poder pinchar una de estas grandes y combativas truchas. El río también cuenta con una población muy importante  de truchas residentes principalmente Arcoiris de muy buen tamaño con una fuerza increíble, Perca-truchas y Pejerreyes son las otras especies que comparten sus aguas. Por este motivo el Limay no solo es un río para buscar el trofeo, también admite un sin fin de pescas distintas, la pesca fina, como les gusta llamarla a nuestros amigos Argentinos, aun recuerdo la primera vez que pesque este río de la mano de Marco Maldonado y la pesca que hicimos a Ninfa en lo de Martinez. Tambien tengo hermosos recuerdo de pesca con caña #5 y moscas secas, pequeños Betidos en #16 y tippet 5x con esas arrancadas de las Arcos del Limay que son imparables. Sin duda alguna un río que nos permite todos los estilos de pesca, solo depende de nosotros de la manera que mas nos guste afrontarlo.


Vista del Rio Limay aguas abajo del puente de la represa de Pichi Picun Leufu con dos pescadores en la corredera.

Como pueden comprobar en la foto anterior,es un río de tamaño importante que sufre constantes variaciones en su caudal dependiendo de factores como las lluvias o la demanda energética, este hecho es una de las grandes ventajas y a su vez inconvenientes que tiene. Si bien la abundancia de agua y crecidas hacen que los peces se muevan y remonten mas rápido las bruscas bajadas del nivel del río ocasionan que cientos de grandes truchas queden atrapadas en pequeñas pozas sin posibilidad de escapatoria, también las camas de desove son afectadas con las repentinas crecidas y bajadas de caudal originando que muchas de estos no lleguen a su eclosión.
Otro punto negro es que este permitida la navegación a motor, es terrible la falta de respeto hacia los pescadores de vadeo, pasando a toda velocidad por la zona de pesca o no respetando la distancia lo mas mínimo, ojala en un futuro no muy lejano esto pueda cambiar y solo se permita la navegación a remos, otro de los problemas que sufre el Limay ,sobre todo es las zonas de mas fácil acceso, es la cantidad de basura(sobre todo en el puente) y la falta de fiscalización, el año pasado me toco ver como al frente de mi, pescando en la zona del puente, se ponían a pescar con cuchara capturando una gran marrón y sacrificándola, en los dos últimos años jamas me tope con los Faunas, pese a todo, cada vez que vengo a Argentina a pescar siento que nuestros amigos transandinos están a años luz de Chile en cuanto a conservación y cuidado de su recurso natural, por no hablar de la cordialidad con la que todos los pescadores con los que te cruzas te saludan, conversan e incluso comparten unos Mates.


 Tratando de buscar un buen lugar para meter unos tiros, empresa nada fácil con los 1.200 metros cúbicos que soltaba la represa.

EL LIMAY A DOS MANOS

Como he comentado en alguna otra ocasión, con el paso de los años en esto de la pesca con mosca me he convertido en un pescador practico, trato de aplicar la técnica de pesca mas adecuada para cada escenario  sin mucha complicación, en mi opinion, para pescar el Limay y buscar las grandes Truchas trofeo las cañas de dos manos SPEY o SWITCH son una excelente herramienta en este tipo de escenario haciendo que la pesca sea fácil, efectiva y mucho menos agotadora.

"Las cañas de dos manos son una herramienta poderosa y nos ofrecen una distancia extra en comparación con las cañas de una mano. Pero lo más importante, hacen que el lanzamiento y la pesca sea más fácil y que el lanzador no tenga que realizar tanto esfuerzo para conseguir una distancia media o larga como lo haría con una caña de una sola mano. La pesca en deriva libre es la manera más popular para la pesca con este tipo de cañas, por lo que acomodan a la perfección para los pescadores que gustan de pescar Salmones o Truchas en ríos de tamaño medio o grandes con lineas de hundimiento donde se ocupan principalmente Streamers y Ninfas, este estilo de pesca es realmente donde las cañas de dos manos nos entregan todas sus virtudes. Pueden notar especialmente la facilidad de uso y ventajas de estas en lugares de espacio reducido para el lanzamiento, donde es posible que tengan árboles u otros obstáculos detrás, donde los lanzamientos tradicionales por encima de nuestra cabeza (Over Head) no son factibles, es aquí donde necesitamos lanzamientos Spey."

Aquí les comparto un pequeño fragmento de una nota que publicamos hace algunos meses de introducción a la pesca con caña de dos manos, si gustan pueden verla en el siguiente enlace.

http://chilepescamosca.blogspot.cl/2015/09/introduccion-la-pesca-de-dos-manos.html



 Una hermosa imitación de Pejerrey atada por Jona.

EL VIAJE

Llevábamos tiempo preparando este viaje junto con los que serian nuestros anfitriones Pepo, Jona y Jorge, yo viajaba desde Pucon con mi amigo Pancho otro fanático de la pesca con mosca y nos encontraríamos con los chicos en la YPF de Piedra del Aguila a las 12 del medio día. A nuestra llegada a Piedra nos encontramos con Pepo y Jona que nos esperaban en la YPF hace mas de una hora ya que con nuestro cambio horario nosotros teníamos una hora menos. Después de reírnos de esta anécdota fuimos a la hostería donde nos esperaba Jorge con un delicioso almuerzo, comimos rápido y partimos para lo de Ortiz a meterle los primeros tiros de lo que aun no sabíamos pero serian cuatro días de pesca increíble con buenos amigos.




Llegamos a lo de Ortiz y rápidamente armamos los equipos y nos repartimos para comenzar a pescar la corredera del cable, tarea difícil ya que el río tenia unas proporciones gigantescas. Comencé armando mi Vision SIKS 13,4#7 esta es ideal para las condiciones en la que se encontraba el rio, sus 13,4 pies nos ayudan a darle un poco mas de distancia a nuestros tiros y la numeración #7 es perfecta para los peces que buscamos. Comencé la pesca con una linea tipo Escandinavo Vision ACE de densidad variable Intermedia/ S3 que anduvo muy bien para el escenario que pretendíamos pescar.




Partí la pesca probando una de las imitaciones de alevin que había atado durante las semanas previas al viaje, los materiales sintéticos los permiten atar moscas muy livianas de fácil proyección y con una gran movilidad en el agua, sobre todo si a pesca en deriva se refiere.



Pasamos toda la tarde pescando lo de Ortiz sin pena ni gloria, ni un solo pique entre todos los que allí nos encontrábamos, una vez mas el Limay nos mostraba su cara mas dura... pero bueno, aun nos quedaban varios días de pesca y la ilusión por poder conectar una de las grandes migratorias del Limay seguían intactas, la esperanza es lo ultimo que se pierde!



Jona apurando los últimos lances del día con las increíbles puestas de sol que te brinda el Limay medio.

De regreso a la hostería nos acomodamos y Jorge comenzó a prepararnos un suculento lomo relleno, todo un chef nuestro amigo que nos preparo almuerzo y cena cada día.... el amigo perfecto, como para no llevarlo a pescar,no creen?
Mientras tanto el resto del equipo degustábamos las cervezas artesanales que Jorge nos había traído...jajaja Grande Jorge!
Jona se sentó al torno para atarnos la que fue la mosca ganadora de los días venideros una variante de Intruder bastante simple pero de tremenda efectividad la " J. Black Killer". La verdad, es un placer ver atar al Jona, sin duda es un virtuoso de la prensa y los pelos, meticuloso en su trabajo. Mientras se preparo la cena atamos unas moscas y no paramos de hablar de pesca y de lo que serian las próximas jornadas. Yo estaba eufórico por escuchar las historias que los chicos contaban y poder conocer algunos nuevos lugares del río. El año pasado lo flote junto con Ricardo Ordoñez guiados por Miguel Angel Marino, experimentado guía del Limay pero nos toco una jornada dura, muy dura, con muchísimo viento y cenizas en suspensión que por momentos casi no nos permitían lanzar lo que hizo que no fuera una jornada muy fructífera y me quedara con todas las ganas de conectar al final del sedal con una de sus monstruosas Farios.



Jona concentrado en su montaje mientras un humilde servidor aprendía.

Nuestro amigo Jorge sumido en las tareas culinarias.


Después de la deliciosa cena que nos preparo Jorge, continuamos la sobre mesa atando y tomando unas piscolas antes de ir a dormir.




A la mañana siguiente nos levantamos muy temprano con la idea de poder estar en la zona de pesca a la que nos dirigíamos con las primeras luces del día, pasamos a comprar unas deliciosas facturas de la Panadería de Piedra del Águila y emprendimos viaje hacia el río. Siguiendo el curso por la rivera de Rio Negro camino a Naupa Huen el Limay se abre camino majestuoso por la inhóspita Pampa Argentina, que belleza los amaneceres Patagonicos con sus cielos en llamas, uno se siente sobrecogido y perplejo admirando esa inmensidad, afortunado de estar ahí.


Llegamos a río Seco y nos apresuramos a preparar los equipos, repartiéndonos por el sector para comenzar a pescar. La mañana se presentaba muy agradable, apenas una ligera brisa y el sol comenzaba a hacer aparición subiendo la fría temperatura. Decidí probar la mosca que la noche anterior había atado Jona, la "J.Black Killer".
Camine unos 300m hasta situarme al final de un gran pozon donde el agua comenzaba a tomar velocidad y daba comienzo una excelente corredera de unos 500m que terminaba formando un brazo que doblaba a la derecha mientras que el cauce principal caía hacia la izquierda formando otro pozon.


La mosca de Jona "J.Black Killer" variante de Intruder con patas de goma.

El río corría de izquierda a derecha por lo que al ser diestro me acomodaba a la perfección realizar lanzamientos Snake. Comencé utilizando la misma linea Scandi del día anterior de hundimiento intermedio/ S3 pero el rio estaba muy grande y la corredera se tornaba bastante rápida, sentía que no conseguía bajar bien mi mosca, por lo que decidí cambiar la linea y ocupar una de mayor hundimiento, una Vision Ace S3/S5. 

No había realizado ni tres lances con la nueva cabeza cuando sentí una parada brusca de la deriva y clave con firmeza, por fin, tenia una buena trucha clavada al otro lado de mi linea, el grito de felicidad llamo la atención del resto del grupo que hasta el momento no habían tenido mucha fortuna. El pobre pepo que andaba con la cámara muy lejos se mando una tremenda carrera para grabar y ayudarme con las fotos. Después de una buena pelea tenia en mi mano una hermosa y plateada hembra de trucha marrón del Limay, para mi el viaje ya estaba pagado!














































VIDEO LIMAY 2016


jueves, 5 de mayo de 2016

OUTCAST STEALHT PRO

En Chilepescamosca hemos tenido la posibilidad gracias a Ian Garcia de la Tienda Rivers Lakes & Oceans de probar los los nuevos "Juguetes" que la marca Outcast pone a disposición de los pescadores que busquen una embarcación polivalente capaz de pescar en lagunas y permitirnos desplazarnos de forma rápida gracias a sus remos, descender ríos, una mezcla entre un Float Tube con esteroides y un pontón pero con la ventaja de no tener Frame lo que la convierte en liviana y muy fácil de transportar al ser completamente inflable.



Ian pescando en una laguna de la Araucania.



Feliz con su captura e inmediata devolución.


 Después de varios días de pesca en lagunas lo quisimos poner a prueba en la sección del rió Trancura bajo donde habitualmente se hace rafting con buenos y divertidos rápidos .


Listos para la acción!


Lo primero que llama la atención es su bajo peso, el Stealht Pro es muy liviano y posee unas abrazaderas para transportarlo de manera cómoda hasta el río o la orilla de la laguna donde vamos a pescar.



Ajustando las Gopro para comenzar el descenso.



Comenzamos en descenso y experimentando las primeras sensaciones en el Stealht Pro, lo que mas me gusto es la agilidad del mismo y la sensación de control que tienes en todo momento de la embarcación.


En la imagen podemos ver la entrada a uno de los rápidos mas fuertes de esta sección, el rápido del pescador.





Después de sortear el rápido sin ningún tipo de problemas continuamos el descenso aun mas confiados y seguros lo que nos hizo empezar a buscar los limites del bote entrando de lado a los rulos y buscando lineas mas fuertes.


Entrando a las escaleras al final de uno de los rapidos mas largos de esta seccion, el rapido de La Leona.



Entrando a romper una gran ola.




En resumen el OUTCAST STEALHT PRO es una embarcación muy polivalente, que les servirá tanto para la pesca en lagunas y lagos como para realizar descensos de pesca por ríos, muy liviano, seguro y maniobrable, con una buena capacidad de carga para transportar bolsas secas donde podemos llevar lo necesario para realizar descensos de varios días con campamento. Un autentico juguete que hará las delicias de sus usuarios.